Formentera, el último paraíso del Mediterráneo

Formentera, el último paraíso del Mediterráneo

24/Dec/2016 18:10

7 Kilómetros separan Ibiza de Formentera las dos islas que forman las Pitiusas, nombre dado por los romanos a estas dos islas y los islotes que las rodean. Zarpamos desde Ibiza y una vez pasada la Isla des Penjats llegamos a la Isla de Espalmador con sus playas de arena blanca. En la Isla no encontraremos ningún tipo de servicio ya que no está urbanizada. La isla es privada pero el acceso siempre ha sido libre. Su playa principal es S´Alga, un lugar paradisiaco. Llaman la atención sus baños de lodo sulfuroso muy beneficiosos para la piel, o eso dicen.

Se puede fondear en Cala Torretas, pero sólo aconsejable para embarcaciones de poco calado ya que el fondo oscila entre el metro y el metro y medio, tendremos que acceder por la vertiente norte del islote Torretas porque por el sur sólo pueden ir las auxiliares.Otro fondeo bastante seguro y protegido es en las boyas de Espalmador, con un fondo entre los 3 y los 6 metros, expuesto a los vientos del Sur, Suroeste y Oeste. Llegando desde el norte hay que tener cuidado con las rocas y bajos que se extienden desde la costa.

Un pequeño estrecho nos separa de Formentera. Inmediatamente tenemos la Playa de Es Trucadors y luego la Playa de Illetes. En verano acuden muchas embarcaciones por ser un sitio ideal de fondeo, aunque hay que tener cuidado con los pequeños bajos. No es recomendable adentrarse en la pequeña cala detrás de las Islas de Pouet y Rodona si no posees una embarcación de poco calado

Para cenar podemos fondear en Sa Platgeta des Carregador o acercarnos hasta La Savina, el Puerto de Formentera donde podremos encontrar todo tipo de servicios. 

S´Estany des Peix es una bahía cerrada, hecho insólito en estas islas, la comunicación con el mar lo hace a través de un canal de 20 metros de ancho y sólo un metro de profundidad.

Si seguimos hacia el sur llegamos a la Ensenada d´en Cabrit, fondeo cómodo excepto cuando soplan los vientos del Norte, Noroeste y Noreste. Podemos seguir hasta el Racó des Moro, una calita pequeña rodeada de acantilado, pero sólo adecuada con buen tiempo y con embarcaciones de poco calado. 

Pasada la Punta de Sa Gavina, siguen unos acantilados bajos hasta llegar a Cala Saona, perfecto para fondear si no soplan vientos de Poniente, sólo hay que tener cuidado con una roca que sonda dos metros ubicada en la zona norte y a unos 60 metros en dirección oeste. Se trata de una cala natural de grandes dimensiones y aguas cristalinas.

En Punta Rasa podemos observar unos estupendos fondos marinos, aguas transparentes y turquesas. A partir de aquí empieza una zona acantilada, con paredes de alturas considerables llenas de cuevas, podemos encontrar pequeñas calitas a nuestro paso.

Bordeamos el Cap de Barbaria, zona más desértica de la isla, y aparece la Playa de Migjorn muy abierta a todos los vientos excepto los del norte hay que tener cuidado con las rocas y bajos muy traicioneros en esta zona. Si navegamos cerca de la costa hay que ir con cuidado con los múltiples arrecifes cercanos a la orilla, así como con las barreras rocosas paralelas a ésta. 

Bordeamos el macizo de La Mola y nos encontramos con pequeñas calitas con barcas de pescadores de la zona. Veremos decrecer los acantilados en la cara norte de la isla mientras llegamos al único fondeo fiable de la zona, Racó de Sa Pujada, donde nos podremos resguardar en caso de mal tiempo.

Empieza la larga Playa de Tramuntana expuesta a los vientos del Norte y Levante y sin ningún abrigo. Tiene varias calitas pequeñas como Racó d´es Pou des Berro y Caló de Sant Agustí, ambas refugio para pescadores a las que podemos acceder con la auxiliar.

Habrá que esperar a Es Pujols, único lugar de esta parte de la costa, para fondear. Rodeada de islotes y escollos que nos sirven de resguardo para fondear. Hay que tener cuidado con Seca d´es Pujols, pues con buen tiempo no se ve excepto si la brisa hace que el mar rompa encima. Es Pujols es el principal núcleo turístico de Formentera.

S´Estany Pudent es el segundo estanque natural de la isla, formado sobre todo por agua estancada de ahí su mal olor. Desde aquí parte la Playa de Llevant, playa muy traicionera debido a las corrientes, donde los bañistas no deben confiarse. Desde aquí podemos acercarnos a la Isla de Espardell con buenos fondeaos en su costa oeste y Espardelló. La visita la tendremos que condicionar al clima.

No olvides que con Nautic Adventure puedes alquilar un barco en Formentera o en Ibiza y visitar ese paraíso del Mediterráneo. Aquí tienes las mejores propuestas: click aquí, o ponte en contacto con nosotros.

Contacta con nosotros

Cuenta con nosotros en todo lo que puedas necesitar. Será un placer ayudarte. Navegar es nuestra pasión.